Si quieres usar un teléfono como tu PC principal, debes comprar Android